Siete tips para activarte junto con los niños

Ya sea que tengas hijos o simplemente te hagas cargo de tus sobrinos o primos más pequeños, te damos algunos consejos para dejar atrás las costumbres de la vida sedentaria y les concedas un futuro lleno de salud y calidad de vida.

 

  1. Caminen antes de cenar

Se trata de hacerlo por al menos 20 minutos. No necesariamente tienen que ir a un parque; con que den una o dos vueltas a la manzana puede ser suficiente. Si el pequeño cuestiona el porqué de estas nuevas salidas, dile que es una oportunidad de ver el atardecer, de jugar a encontrar coches de cierto color o incluso de cantar. Si el chiquillo aún ocupa carriola, pero ya camina, pueden intercalar que camine 100 pasos y se suba a la carriola durante 100 pasos tuyos. Escucharte contar también es estimulante y le parecerá divertido.

 

  1. Súbele al volumen y muevan el cuerpo

Elijan su música favorita para bailar, toma al niño de las manos y comiencen a moverse. Muéstrale tus mejores pasos y pídele que te siga por al menos 20 minutos. No sólo se divertirán: bailar es una excelente manera de bajar tu estrés, y ayuda a los niños a expresarse y desfogar su energía contenida.

 

  1. Haz de las tareas del hogar algo diertido

Finge que las criaturas del polvo están por invadir tu casa e incita al niño a ser el héroe rescatista de los juguetes y peluches que están en el suelo. Si quiere salvarlos de las criaturas, debe meterlos en su caja o canasta de juguetes. Tú puedes actuar como una de esas criaturas. Si hay más de un niño, también pueden jugar con la ropa lavada: ellos tienen que adivinar de quien es cada prenda que les muestres, tratar de doblar la que sea suya y llevarla a su cajón.

 

  1. Convierte los comerciales de la tele en pausas deportivas.

Inventa nombres chistosos para ejercicios como sentadillas, lagartijas y abdominales y háganlas juntos mientras pasan comerciales en la tele (si no los hay, realiza pausas de 3 minutos cada 15 minutos). También puedes jugar a ser coach y ordenarle hacer cosas como agacharse (en sentadilla), brincar al cielo lo más alto posible para chocarlas en el aire, o bien que tú eres el líder y tiene que seguir los movimientos que hagas (marchar, agacharte, sentarte, pararte, caminar en cuclillas, como cangrejo, etc.)

 

  1. Organicen una noche deportiva a la semana

Inventa tu propio juego de mesa con un tablero del 1 al 50 o al 100, y cartas en las que escribas ejercicios como sentadillas, lagartijas, saltos de rana, marometas o vueltas de carro y sus repeticiones. Saquen las cartas una a una y hagan los ejercicios que indiquen. Gana el que complete el mayor número de repeticiones.

 

6. Inscríbanse a una caminata o carrera (y si es por una buena causa, mejor)

Salir una vez cada dos o tres meses a una caminata o carrera es una excelente manera de inculcar el amor a la actividad física. Arrancar juntos, correr juntos y llegar a la meta juntos son experiencias de mucha felicidad para los niños y, sin lugar a dudas, inolvidables para los adultos.

 

7.  Pasear al perro

Dos veces a la semana, toda la familia debe sacar a pasear al perro. Deja que los niños lleven la correa (si su edad y el tamaño del perro lo permiten). Además de enseñarlo a controlar a la mascota, se sentirá importante por ser el líder de la caminata.

Comments

comments

Publicado el 20 de mayo de 2018 | 1:56 pm