Aumenta tu energía de manera natural con estos consejos de Mexicanos Activos

La energía es utilizada por el organismo humano para actuar física y mentalmente. Es normal que en la vida cotidiana a veces podemos sentirnos agotados por diversos factores, tanto internos como ajenos a nuestro alcance.

 

Por ello, Queremos Mexicanos Activos, conjunta una serie de siete consejos que puedes adoptar como hábitos de vida saludable para ayudarte a regular tu energía sin el consumo de estimulantes.

 

  1. Realiza ejercicio

El ejercicio que se define como la actividad física que realizamos de forma estructurada y organizada para conseguir la mejora de alguna de nuestras capacidades físicas básicas, nos brinda energía además de darnos otros grandes beneficios para la salud.

 

Para llenarte de vitalidad el ejercicio le da a tus células más energía para hacer circular el oxígeno en todo tu cuerpo. También te ayuda a liberar epinefrina y norepinefrina, hormonas que en cantidades moderadas pueden hacerte sentir bienestar.

 

Si tienes problemas con el sueño, el ejercicio garantiza que dormirás más y con mejor calidad.

 

  1. Controla el estrés

El estrés tiene su lado positivo pero si lo adoptamos por un tiempo prolongado causa un nivel de tensión que consume grandes cantidades de energía; para combatirlo auxíliate de la actividad física: sal a caminar, practica yoga o tai chi, pues estas acciones despejan tu mente y te relajan.

 

Aunado a esto habla con un amigo o pariente, únete a un grupo de apoyo o asiste con un terapeuta profesional para que pueda ayudarte a disminuir esa carga que puede convertirse en un peligro para tu salud.

 

  1. Bebe agua

Si tu cuerpo está deshidratado, uno de los primeros síntomas es la sensación de fatiga, es por ello que no debes esperar a tener sed, lo mejor es tomar aproximadamente 8 vasos de agua durante el día.

 

  1. Come por energía

Para mantenerte con energía durante todo el día es mucho mejor hacer varias comidas pequeñas que tres comidas grandes pues el cerebro sentirá el suministro constante de nutrientes.

 

  1. Evita fumar

La nicotina que contiene el tabaco es un estimulante, acelera la frecuencia cardiaca, aumenta la presión arterial y estimula la actividad de las ondas cerebrales asociadas con la vigilia, lo que hace más difícil conciliar el sueño; incluso una vez dormido puede hacerte despertar constantemente.

 

  1. Limita el alcohol

El alcohol es un depresor del Sistema Nerviosos Central y su efecto sedante ralentiza y retarda todas las funciones del cerebro. Si vas a beber, hazlo con moderación en un momento en el que no te importe que baje tu energía.

 

  1. Adopta una buena postura

La mala postura no solo genera fatiga sino también dolores que, a lo largo del tiempo, pueden hacerse crónicos. Si tu trabajo te mantiene en una silla durante mucho tiempo realiza ‘pausas activas’ que te inviten al movimiento, así destensarás el cuerpo y lo llenarás de vigor.

 

Una buena postura para estar sentado es:

a) Mantener tu cabeza derecha, sin inclinarla hacia arriba ni hacia abajo.
b) Mantener tus hombros relajados y hacia atrás.
c) Mantener tus rodillas más abajo que tus caderas
d) Mantener tus pies apoyados en su totalidad en el suelo sin esconderlos bajo la silla.
e) Usa las manos sin apoyarte en tus brazos.

Comments

comments

Publicado el 22 de junio de 2018 | 2:43 pm