Errores que retardan tus resultados al realizar actividad física

Si das todo en tus sesiones de cardio pero no obtienes los resultados que esperas como lo puede ser el bajar de peso, quizá estás haciendo algo mal.

 

Queremos Mexicanos Activos te dice qué hacer y qué no para que ese tiempo que le brindas a la actividad física, realmente acelere tu metabolismo y te ayude a adquirir varios beneficios.

 

  1. NO: Lo hagas rápido. Concéntrate en mantener una buena técnica.

          SÍ: Reduce el ritmo y vigila la postura.

          Resultado: Quema 50 calorías extra por sesión.

El ejercicio de alta intensidad quema muchas calorías, siempre y cuando no te sostengas todo el tiempo de la agarraderas. Es importante que te concentres en la técnica, aun cuando sea necesario bajarle al ritmo.

En el caso del entrenamiento de fuerza, el mantenerte de pie al levantar pesas te ayuda a quemar 50 calorías extra cada media hora.

 

2. NO: Te ejercites cuando tengas sed.

SÍ: Bebe medio litro de agua dos horas antes de entrenar.

Resultado: Más energía para entrenar y reafirmar tu cuerpo en menos tiempo.

Mucho se habla de los beneficios de tomar ocho vasos de agua al día. No obstante, si realizas actividad física, hidratarte toma mayor importancia. Piensa que casi todas las células del cuerpo están compuestas por agua y sin ella no realizan bien sus funciones durante el ejercicio.

No beber agua te hará fatigarte más rápido y dificultará tu rutina. Parte del problema es que deshidratarte disminuye los niveles de la hormona anabólica que necesitas para fortalecer tus músculos.

 

3. NO: Leas en la caminadora.

SÍ: Escucha música.

Resultado: quema 15% más calorías.

Si leer algún tipo de texto te ayuda para mantenerte en la caminadora hazlo. Sin embargo, la lectura durante el ejercicio te distrae y es probable que bajes demasiado el ritmo, a tal grado que no quemes las calorías suficientes.

Es mucho mejor escuchar música para incrementar la duración e intensidad de tu ritmo cardiaco. Investigadores de la Universidad Brunel, en Londres, encontraron que quienes escucharon canciones de rock o pop entrenaron 15% más tiempo del usual y se sintieron más motivados.

 

4. NO: Corras si no te gusta.

SÍ: Haz una rutina de cardio que te resulte más divertida.

Resultado: dos kilos menos por año.

No importa qué actividad practiques, si no te gusta, te costará más trabajo realizarla y obtener buenos resultados. Encuentra una rutina que hagas por gusto, no por obligación.

Busca maneras entretenidas de activarte físicamente, por ejemplo: si te gusta caminar, pídele a un amigo que te acompañe.

 

5. NO: Confíes en los datos de consumo calórico de los aparatos del gimnasio.

SÍ: Mide tu gasto calórico con un monitor de ritmo cardiaco.

Resultado: Pierde un kilo este año.

¡Qué bien suena quemar 400 calorías en tan sólo 20 minutos de cardio!, pero al igual que muchas otras cosas en la vida, es demasiado bueno para ser verdad. Lo que te dicen los aparatos del gimnasio suele ser falso. Investigaciones presentadas en la Conferencia Nacional de Fuerza y Acondicionamiento, en Estados Unidos, encontraron que las máquinas elípticas sobreestimaron, en promedio 30% del consumo calórico.

 

6. NO: Dediques todo tu tiempo a cardio

SÍ: Realiza ejercicios de fuerza

Resultado: Cinco o seis kilos menos en un año

Muchas personas optan por saltarse el entrenamiento de fuerza.

Seguro has escuchado que el cardio acelera el metabolismo, pero quienes combinan una actividad aeróbica con una rutina de resistencia comen en menor cantidad que aquellos que sólo hacen cardio, de acuerdo con un estudio del Journal of Sports Science and Medicine.

Intercala rutinas para que tu cuerpo incremente la producción de hormonas de la saciedad, acelere la digestión y estabilice el azúcar sanguíneo; así te sentirás satisfecho por más tiempo.

 

7. NO: Realices estiramientos en frío.

SÍ: Camina o trota por cinco minutos.

Resultado: músculos más flexibles.

Nunca tenses un músculo sin calentar. Estirarte antes de tu rutina disminuye tu resistencia, fuerza y rendimiento. Camina o trota por cinco minutos para incrementar tu flexibilidad y evitar lesiones.

La ventaja de realizar un calentamiento está en que aumentas tu flujo sanguíneo , elevas la temperatura muscular y las fibras se hacen más elásticas.

Al terminar tu rutina es muy importante hacer estiramientos. No te saltes este paso para que poco a poco adquieras más elasticidad y evites tirones.

 

Mexicanos Activos espera que con estas medidas a tomar en cuenta tengas mucho mejores resultados al realizar tu actividad física. No te desanimes, cuida cada detalle, cuida de ti. ¡Actívate diario!

 

Comments

comments

Publicado el 19 de noviembre de 2018 | 6:59 pm